Descripción del proyecto

Búho real | Máxima

La primera ave rapaz nacida en el Zoo de los Pirineos

La Máxima es una hembra del búho real.

Máxima es la primera ave rapaz que nació en nuestro parque. Desde pequeña ha estado en contacto con los visitantes del Zoo de los Pirineos, ya que eran justamente ellos los que le daban de comer. El búho real Máxima es uno de los animales más queridos de nuestro centro.

  • Fecha de nacimiento: 08.04.2015

  • Lugar de origen: Criada en el Zoo de los Pirineos

  • ¿Qué le gusta? Viajar en coche.

  • ¿Qué no le gusta? Ruidos fuertes.

Con Máxima nunca nos aburrimos. Es terca y a veces decide: «hoy no quiero volar», y no vuela. 😉 Si nos pasa durante la exhibición tenemos que improvisar un poco y, en este caso, dejamos que los visitantes la acaricien.

Foto: Graeme Scott

EXPERIENCIA PROFESIONAL

¿En qué actividades y experiencias encontraréis al búho real Máxima?

Espectáculo de vuelo
Espectáculo de vuelo
El búho real Máxima impresiona a los visitantes con su vuelo majestuoso.

Foto: Jordi Odèn

Experiencia cetrería
Experiencia cetrería
Máxima aterriza suavemente en la mano de Toni, el participante de la experiencia cetrería.

Foto: Erica y Toni

El Zoo va a la escuela
El Zoo va a la escuela
A los niños les encanta el búho real Máxima durante la actividad El Zoo va a la escuela.

Foto: Escola Arrels, Solsona

Sesión fotográfica
Sesión fotográfica
Los visitantes del Zoo de los Pirineos aprovechan la Sesión fotográfica para hacerse fotos con el búho real Máxima.

Foto: Xavier Torra

Fotografiar animales
Fotografiar animales
Los profesionales y aficionados a la fotografía a menudo escogen a Máxima como modelo para sus fotos.

Foto: Josep Mª Fornell Costa

La vida del búho real Máxima en imágenes.

El búho real Máxima con 7 días de edad.

La Máxima con 3 semanas de edad.

Los primeros contactos con los visitantes.

Los primeros pasos de Máxima.

Empezamos con el entrenamiento.

Los primeros vuelos en el espectáculo.

Máxima mejora su vuelo.

La primera nevada de Máxima.

ANÉCDOTA

Nuestra vida con el búho real Máxima.

Máxima y la super egagrópila

Cuando Máxima tenía escasos 3 meses de edad nos dio un susto de muerte.

Era en los tiempos en los que el Zoo de los Pirineos era muy reciente y todavía no teníamos las instalaciones básicas terminadas. Aun así, ya venían visitantes para conocer a los animales salvajes de Cataluña. Los animales que participaban en el espectáculo los llevábamos con una furgoneta y salían a volar directamente desde el coche.

Dentro de la furgoneta todos los animales tenían su sitio. Máxima era un búho real jovencito y su sitio dentro de la furgoneta era delante, en el asiento del copiloto.

Esa vez, cuando le tocó volar, Máxima hizo su ejercicio correctamente, pero no mostraba demasiado interés en comer, cosa que era extraña, ya que habitualmente devoraba una gran cantidad de carne varias veces al día con mucha hambre.

Problemas de digestión

Y la cosa fue a peor; Máxima dejó de comer del todo y los siguientes días la alimentábamos solo con comida líquida. Era lo único que aceptaba. Concertamos una cita con el veterinario para hacer una radiografía de su aparato digestivo.

Final feliz

Pero al final no fue necesario ir. Dos días después de dejar de comer, Máxima sacó una egagrópila enorme. ¿Y qué encontramos dentro? ¡Mis calcetines! Se habían quedado en la furgoneta un día que tuve que cambiarme el calzado rápidamente.

Aparentemente Máxima los encontró dentro de la furgoneta y se los comió. Qué alivio para nosotros, y una lección aprendida.

¡Si tenéis un búho real en casa, no dejéis los calcetines a su alcance! 😉

Ayúdanos a ayudar a los animales heridos o maltratados.

Consulta los animales que esperan un padrino.

APADRINAR ANIMALES